Los Mooc, una perspectiva del estudiante

Los MOOC son la última revolución en el agitado mundo de la educación online. Básicamente son cursos abiertos y diseñados para que puedan ser seguidos por un gran número de alumnos a la vez y cuando digo muchos, quiero decir muchos mas de los que cualquier docente pueda ver en una vida académica normal. Para conseguirlo, utilizan sistemas de evaluación automáticos, así como la propia aportación de los alumnos. Esta aportación puede ser desde ayudar a otros alumnos en foros, evaluar el trabajo de otros compañeros, o crear los subtítulos de los vídeos de los cursos para que otros alumnos de su mismo idioma, puedan seguirlos.
Durante las últimos meses he sido alumno de algunos de estos cursos y esta es mi experiencia.

Plataformas

La selección de estas plataformas es muy heterogénea pero creo que es una buena selección de las opciones que a día de hoy disponemos para complementar nuestra formación.
Voy a hablar de tres de estos tipos de cursos: coursera, duolingo y codecademy

coursera

Quizás el más famosos de todos ellos y liderado por alguna de las más prestigiosas universidades del mundo. Concretamente he cursado dos de los cursos que ofrecen: ’fundamentals online databases’ [1] y ’online courses design’. La experiencia en cada uno de ellos ha sido completamente diferente.
Curiosamente la peor experiencia de todas ha sido la del curso ’online courses design’.

Yo creo que cuando lo diseñaron, no contaban con una participación tan alta (unos 40000 estudiantes) y el curso no estaba preparado para semejante avalancha. Los problemas comenzaron a la hora de crear los grupos de trabajo para lo que se utilizó uno hoja de cálculo de Google Docspero podéis imaginaros el desmadre que supone intentar que 40000 personas se organicen en grupos de esta manera. Posteriormente se intento hacer mediante un sistema de foros pero también fracasó.

La experiencia de este curso demuestra hasta que punto estos cursos son dependientes de la tecnología. Es imposible gestionarlos  de la misa manera que se gestiona un grupo de clase, simplemente es imposible. La dependencia de la tecnología para la organización y la calificación es muy grande, no hay que olvidar que la M de MOOC significa “massive”.

La experiencia con el otro curso fue francamente buena, a pesar de ser un tema no demasiado fácil como es el mundo de las bases de datos. La explicaciones de la profesora y la organización del curso, fueron realmente buenos, así como la ayuda de los otros alumnos del curso. El curso básicamente consistía en una serie de vídeos de una pizarra electrónica donde la profesora Jennifer Wisdom, explicaba las diferentes partes del curso.

Database_course

Captura de pantalla del curso de bases de datos de coursera

duolingo

Es un curso de aprendizaje de Inglés de nivel medio que dispone de aplicación web, así como un app para iOS. Es la más cómoda de todas, puedes utilizarla en cualquier parte, de hecho yo la utilizo principalmente cuando voy en el autobús. Tienen una estructura de juego, donde los niveles, serían temas de aprendizaje: lugares, adjetivos adverbios, etc… Los cuales al ser superados nos aportan puntos, siguiendo las reglas de la gamificación que muchos de estos programas siguen.

Mi impresión es que es una muy buena manera de mejorar tu nivel de inglés, no creo que me permita dominar completamente el idioma pero si que he notado una mejoría apreciable. Y eso utilizando los trayectos en el autobús no esta mal.

duolingo

Capturas de pantalla de Duolingo

codecademy

La importancia de aprender a programar se hace más evidente cada día, no sólo por su valor en el mercado laboral, sino también por su capacidad de enseñar a pensar. Sitios como code.org tratan de resaltar estos valores en el aprendizaje de la programación y tratan de difundir todas las iniciativas que se están desarrollando en este campo:

Una de esas iniciativas es codecademy. Puedes aprender desde programación web, a lenguajes como Ruby o Python pasando por el aprendizaje de las API’s más utilizadas de internet. A mi personalmente me ha parecido especialmente interesante el curso de jQuery. Había seguido varios cursos y tutoriales, pero este me ha parecido el más claro y útil de todos ellos.

Codecademy esta pensado como un juego en el que según vas resolviendo los problemas, vas obteniendo una serie de badges (condecoraciones, insignias) y puntos. Además, tu perfil en codecademy es público y cualquiera puede ver tus progresos, lo cual supone un aliciente más. A mi me ha resultado muy fácil y gratificante y eso si hablamos de la enseñanza de la programación tiene bastante mérito. Además tienen una sección de casos de éxito en el que los propios alumnos explican cómo les ha ayudado el aprendizaje de la programación en sus respectivas carreras.

El aprendizaje, consiste en una pantalla dividida, donde en una parte tenemos las explicaciones y en la otra podemos hacer las prácticas y ver los resultados.

Codecademy

Captura de pantalla de Codecademy

Conclusiones

Lo primero que hay que decir es que estos cursos requieren de una plataforma tecnológica muy potente por un lado y de una planificación enfocada a un número de alumnos elevado y que tenga en cuenta la necesidad de una gran interacción entre ellos y la creación de sistemas de evaluación automáticos. Estos principios, son las grandes barreras y los grandes desafíos tecnológicos que los MOOC plantean y que condicionaran su futuro.
Como alumno he notado una gran preocupación por parte de los creadores de los cursos en que los objetivos y la “agenda” de los cursos estén lo más claros y definidos posible. De hecho se nota una especial sensibilidad porque el alumno se sienta cómodo en el nuevo entorno y que no se pierda en problemas tecnológicos.

En otros artículos abordaré el tema de la certificación por que me parece que es la clave para que este tipo de iniciativa perdure en el tiempo.

[1] : Este curso en un principio se ofrecía en Coursera, pero posteriormente la Universidad de Stanford creó su propia plataforma.

Esta entrada se ha publicado también en mi Blog Personal